Activos y pasivos corrientes y no corrientes NIIF

Usualmente estamos acostumbrados llamarles circulantes a los activos y pasivos a corto plazo y no circulantes a los activo y pasivos a largo plazo.

Sin embargo, de acuerdo a criterios de NIIF plenas o NIIF para Pymes la designación es la de corrientes para los a corto plazo y no corrientes para los a largo plazo.

A continuación observaremos lo indicado por las NIIF para presentar los activos y pasivos como categorías separadas.

Activos y pasivos NIIF plenas

Activos corrientes y no corrientes

De acuerdo a la NIC 1 Presentación de Estados Financieros, párrafos 66 una entidad clasificará un activo como corriente cuando:

  1. Espera realizar el activo, o tiene la intención de venderlo o consumirlo en su ciclo normal de operación;
  2. mantiene el activo principalmente con fines de negociación; espera realizar el activo dentro de los doce meses siguientes al periodo sobre el que se informa; o
  3. el activo es efectivo o equivalente al efectivo (como se define en la NIC 7), a menos que éste se encuentre restringido y no pueda ser intercambiado ni utilizado para cancelar un pasivo por un ejercicio mínimo de doce meses después del ejercicio sobre el que se informa.

Las partidas que no cumplen los criterios anteriores se clasifican como activos no corrientes.

Los activos corrientes son recursos que la empresa mantiene con el propósito de vender (por ejemplo, el inventario para una empresa comercial), para usar (el efectivo) o para fines de negociación (cuentas por cobrar).

Dependiendo las características del activo, así será clasificado. Revisemos los siguientes casos:

El efectivo, dado su alta liquidez, se clasifica como un activo corriente. Pero si dicho efectivo se encuentra restringido porque es parte de una garantía, entonces debe clasificarse como un activo no corriente.

Las cuentas por cobrar por lo general son a corto plazo, sin embargo los saldos que vencen más allá del año o más allá del ciclo normal de operación de la empresa debe clasificarse como no corriente.

Pasivos corrientes y no corrientes

En cuanto a los pasivos corrientes se clasifican así de acuerdo al párrafo 69 de la NIC 1:

  1. Se espera liquidar el pasivo en su ciclo normal de operación;
  2. mantiene el pasivo principalmente con fines de negociación;
  3. el pasivo debe liquidarse dentro de los doce meses siguientes; o
  4. no tiene un derecho incondicional para aplazar la cancelación del pasivo durante, al menos, los doce meses siguientes a la fecha del periodo sobre el que se informa. Las condiciones de un pasivo que puedan dar lugar, a elección de la otra parte, a su liquidación mediante la emisión de instrumentos de patrimonio, no afectan a su clasificación.

Una entidad clasificará todos los demás pasivos como no corrientes.

De igual forma que en los activos, en los pasivos se deben tener en cuenta sus características para clasificar entre pasivos corrientes y pasivos no corrientes.

En las deudas con instituciones bancarias, por ejemplo, se puede apreciar fácilmente:

Los créditos generalmente son a más de un año. Por lo tanto, se debe reconocer una porción a corto plazo (corriente) y otra a largo plazo (no corriente).

Acá en lo que hay que poner atención son en en las siguientes palabras claves:

  1. Ciclo normal de operación y
  2. dentro de los doce meses siguientes al periodo sobre el que se informa.

Esto se explica a continuación:

¿Qué es el ciclo normal de operación?

El ciclo normal de la operación para una entidad es:

el periodo comprendido entre la adquisición de los activos que entran en el proceso productivo, y su realización en efectivo o equivalente al efectivo. Cuando el ciclo normal de la operación no sea claramente identificable, se supondrá que su duración es de doce meses.

NIC 1, párrafo 68.

¿Qué significa esto del ciclo normal de operación? 

Esto va de que las normas te indican de que debes observar el tiempo requerido para que el efectivo de una empresa se ponga en sus operaciones, y luego retorne a la cuenta de efectivo de la empresa para el caso de los activos.

Ese tiempo de duración del ciclo normal para una empresa no necesariamente es un año. 

A continuación dos esquemas de ciclos normales de operación para dos diferentes tipos de empresa en donde puedes observar que sus tiempos son distintos:

Ciclo operativo del efectivo 12 meses
Ciclo normal operativo de una empresa comercial de retail a 12 meses. En este caso la realización de los activos a efectivo o equivalentes de efectivo es menor a 12 meses.
Ciclo de operaciones efectivo 24 meses
Ciclo normal operativo de una empresa Inmobiliaria de edificios a 24 meses. La realización de sus activos y liquidación de pasivos están dentro de los 24 meses. Estos activos y pasivos dentro de este ciclo normal de operación deben considerarse Corrientes.

Sin embargo, si ese ciclo no puede ser identificado, entonces debe suponerse que su duración es de doce meses.

Debes tener cuidado de no confundir el ciclo normal de operaciones con el ciclo contable. 

Activos y pasivos NIIF Pymes

Las NIIF para Pymes básicamente establecen el mismo tratamiento que las NIIF plenas, donde hay que observar el ciclo normal de operación que puede ser diferente de una empresa a otra. 

Si el activo o pasivo supera ese ciclo normal de operación se clasifican como no corrientes.

Las NIIF para Pymes hacen esta distinción de corrientes y no corrientes en la Sección 4 Estado de Situación Financiera, párrafos 4.4 al 4.8.

Ahora es tu turno. Compare a tus amigos y colegas.

4 Comments

  1. German 4 julio 2020
    • Marlon Melara 6 julio 2020
  2. James 11 diciembre 2019
    • Marlon Melara 11 diciembre 2019

Leave a Reply

17 − diez =